#htmlcaption1 #htmlcaption1 #htmlcaption1

lunes, 19 de enero de 2015

¿Musas o musos?

¿Musas o musos? Esa es la cuestión...

Desde tiempos inmemoriales los poetas (mayoritariamente del sexo masculino) han rogado la atención de las musas, mujeres vestidas con vaporosas túnicas que se mostraban esquivas e incluso caprichosas a la hora de otorgar sus preciados favores.
Desde entonces ha llovido mucho, las túnicas están demodé y los poetas y escritores ya no son en su mayoría hombres, lo que ha ayudado a la aparición de las nuevas musas, o musos, mejor dicho. Las mujeres han descubierto sus propias fuentes de inspiración más terrenales y tangibles. Y es que la modernidad no solo ha traído consigo la tecnología y la igualdad de géneros, también nos ha proporcionado incontables fuentes de inspiración... De recreo visual y de fuentes inagotables de sueños... En todas sus variedades.
Pequeña muestra de Musos que han cambiado el Parnaso por el cine o la televisión.
Las túnicas han dado paso a los trajes de Armani, o la pura piel y músculo (en la variedad está el gusto)
Nosotras ya no rogamos que nos visiten y nos iluminen con sus palabras. Más prácticas que los antiguos poetas hemos aprendido que la inspiración si no llega, hay que buscarla. Ya lo dijo Picasso, que de musas sabía bastante: la inspiración existe pero tiene que encontrarte trabajando.
Y eso es exactamente lo que hacemos, ¿qué no sabemos cómo seguir la historia? ¿Nos hemos bloqueado y las palabras se nos atascan? No hay problema. Nos ponemos de cara al televisor, el Dvd o el ordenador, que como ya dije la tecnología es un plus que trae consigo la era actual, y nos dejamos llevar por las hormonas y la imaginación.

Y es que nuestras musas son más cercanas y accesibles, y además, nos hablan bastante a menudo. Cada vez que se lo pedimos.


Y lo más importante: nos entienden... Casi siempre.


Nos ayudan a desarrollar nuestra imaginación...


Y nos alegran... Mucho, mucho...


¡Perdón! Quiero decir que nos facilitan la escritura, que al fin y al cabo, es la tarea de las musas o musos, como siempre la elección es del consumidor.

5 comentarios:

  1. Yo cuando leo un libro no me imagino a ningún personaje "real". A veces incluso cuando veo en quién os habéis inspirado me sorprende... Pero me alegro de que vuestros musos y musas os inspiren en tan grandes historias!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Amén a todo. ¡Y que no falten los musos!

    ResponderEliminar
  3. Nosotras también queremos inspirarnos así.
    Nos encantan tus tácticas.
    Besitos Púrpuras.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Amén a la entrada ^^ gracias por ponernos esos gifs.. y eh.. yo se me ha olvidado qué decirte jaja :D
    Me quedo por tu blog preciosa, besitos <3

    ResponderEliminar
  5. Musos! Musos! Musos!... son lindos y adornan el paisaje de la imaginación mientras viene "ese verso"o "ese texto" a la mente.

    ResponderEliminar

Déjame tu opinión.
¡Gracias!

Post Top Ad